Avisar de contenido inadecuado

artículo de juan antonio barrio en "el siglo"

{
}
IZQUIERDA SOCIALISTA - CORRIENTE DE OPINIÓN INTERNA DEL PSOE
  • LA HUELGA, LAS PRIMARIAS Y EL FUTURO
Juan Antonio Barrio

 

Las repercusiones de la huelga general del 29 – S aún están por ver. Creo que no sería una opinión demasiado extrema decir que la huelga fue un éxito bastante mayo de la que pronosticaban algunos, siempre preparados para dictaminar la obsolescencia de los sindicatos de clase o incluso a certificar su defunción. Además, la manifestaciones convocadas para el mismo fueron un éxito sin paliativos y parece fuera de duda que un porcentaje mayoritario de la población “compartió” las razones de la huelga aunque no todos los que tal afirmaban estuvieran dispuestos a hacerla.

 

¿Qué va a pasar ahora? Creo que lo más correcto sería ir a un diálogo completo, incondicional y sincero con las organizaciones sindicales. Para ello no se puede partir de la base de que sólo se puede hablar de “lo nuevo” (reforma de las pensiones, negociación colectiva – ya tocada en la reforma laboral – o algunas políticas de empleo). La reforma laboral ha sido una de las principales causas de la huelga y habría que hablar de ella, y muy especialmente de las causas de despido objetivo, cuya ambigüedad en la redacción de la Ley permitiría a cualquier contable un poco avispado incluir en ellas a casi cualquier empresa, por lo tanto ¿no habría que hablar también de eso?

 

Una de las cosas que más me preocupan de la situación actual es que se vuelve a recuperar ¡y con que fuerza! un tono sobre casi todos los asuntos que te remiten a lo inevitable de todas las decisiones y a lo inexorable de los acontecimientos. En mi opinión ese “clima” es demoledor para la izquierda transformadora o que aspire a serlo. Claro que nadie puede decir que no haya que reducir el déficit o despreocuparse de las vicisitudes de la deuda soberana. Pero los ritmos y las consecuencias sobre el crecimiento son importantísimos. Por ejemplo se puede entrar en el siguiente círculo vicioso: si la prioridad absoluta es el déficit para ganar la confianza de los mercados puede tener consecuencias sobre la previsión de crecimiento de 2011 (+1,3%)… y al incumplirse la previsión de crecimiento se volverá a suscitar… ¿lo adivinan?, efectivamente la falta de confianza de los mercados.

 

Primarias. En este marco general se producen las primarias del PSOE en varias ciudades y tres comunidades autónomas y Tomás Gómez, en la elección que más expectativas suscitó gana a Trinidad Jiménez con un 51,8% de los votos y más del 80% de participación. No es una derrota de José Luís Rodríguez Zapatero, aunque manifestara sus preferencias. El coste de no hacer primarias hubiera sido muy alto pero la CEF podría haber decidido que no se hicieran. Una elección democrática no puede debilitar a José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Puede, sin embargo, facilitar el paso al postzapaterismo? En mi opinión tampoco o al menos, no al postzapaterismo que deseaban algunos. Todo eso se producirá cuando sea pero, desde ya, queda más abierto de lo que se podía pensar.

 

¿Y Tomás Gómez?, tiene un crecimiento exponencial, lo cual no quiere decir que no tenga que sortear peligros y afrontar desafíos para llegar en las mejores condiciones posibles a la cita de las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo próximo. El primero, desde luego la integración de todo el partido, y muy especialmente, construir un tándem conjuntado y complementario, con el candidato a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky.

 

Y el segundo, y también decisivo, (más aún, porque el primero es una condición previa) superar la actual expectativa electoral y general del PSOE que no es para tirar cohetes. Para lo primero cuenta con su reconocida capacidad de integración (basten dos ejemplos: Rosa Alcalá su adversaria para la alcaldía de Parla y José Cepeda adversario para la secretaría general del PSM). Para lo segundo debería seguir por la senda de su discurso en el foro Nueva Economía o en el mitin de cierre de campaña, un discurso que recuerda por su frescura al del primer Zapatero, un discurso ambicioso para Madrid pero también con muchas reflexiones sobre la necesidad de rearmar ideológicamente la izquierda de (re)construir el margen de autonomía de la política frente a los agoreros de lo inexorable. Sería importantísimo que lo lograra.

 

Revista El Siglo. 13-10-2010

 

{
}
{
}

Deja tu comentario artículo de juan antonio barrio en "el siglo"

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre